Las cooperativas, una alternativa para el trabajo periodístico

La creación de proyectos gestionados por los propios periodistas se vislumbra como una alternativa viable en tiempos de despidos masivos de trabajadores y desaparición de medios de comunicación. “Para hacer periodismo, el periodista tiene ahora que preocuparse de montar las estructuras que le permitan hacerlo” afirmaba Pere Rusiñol, impulsor de las revistas Mongolia y Alternativas Económicas, en una entrevista reciente.

Página principal de la web de la revista Alternativas Económicas

Página web de la revista Alternativas Económicas

Las cooperativas de trabajo son una forma de organización atípica del periodismo que surge en los últimos tiempos como una opción para los profesionales que han perdido su trabajo. Y es que hay que tener en cuenta que las cooperativas han destruido menos empleos y han resistido mucho mejor a la crisis que el resto de empresas.

Su estructura horizontal garantiza una mayor colaboración y que sean los socios como propietarios los que toman las decisiones por acuerdo. Y también permite una mayor implicación de los lectores, tanto en la aportación económica como en la definición de la línea editorial. Es el caso de los lectores de la cooperativa MásPúblico, que edita la revista La Marea. Más independencia a cambio de que el periodista sea también el empresario que gestione su modelo de negocio y la viabilidad económica del proyecto.

lamarea

Banner de la revista La Marea

Los medios tradicionales han perdido gran parte de su credibilidad  porque la audiencia desconfía de unas grandes empresas que se rigen por su desmedido afán de lucro. Dinero fácil e influencia política para unos magnates de la comunicación adictos al capitalismo de casino. Pero es el periodista el que da valor al producto informativo. “Tú, periodista, eres el medio”, como decía Ignacio Muro hace unos días. Ahora se trata de que el periodista vuelva a ser el dueño de su carrera profesional.

Para saber más:

Periodistas: vale la pena apostar por una cooperativa de trabajo

Anuncios

Crisis del periodismo, ¿extinción de los medios tradicionales?

La mayor crisis que se recuerda. Otro año negro para el periodismo. Son los titulares fatalistas que leemos cuando se habla del periodismo en los últimos años. A la crisis estructural por el cambio tecnológico se suma una grave depresión económica. Y si 2012 fue terrible, parece que este año tampoco amainará la tormenta.

En 2013 se prevén más recortes de plantilla y precariedad laboral. Además, las ventas y los ingresos publicitarios seguirán su caída en picado. Desde 2008, han desaparecido 197 medios y se han destruido 6393 empleos, según el informe anual de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). El sector parece sumido en un pesimismo resignado. Hasta el punto de que la APM ha creado un Muro de las Lamentaciones virtual.

Captura del Muro de las Lamentaciones de los periodistas de la APM.

Captura del Muro de las Lamentaciones de los periodistas de la APM.

Se trata de un escenario perfecto para los que echan la culpa de todo a Internet. Gracias a las redes, nunca ha habido tantas oportunidades de informar ni tantas formas de acceder a los contenidos. Pero persisten los prejuicios de los profesionales sobre la información digital: se la considera más manipulable y con menor exigencia de calidad.

En este panorama de abundancia de noticias, el informador debe filtrar y seleccionar los contenidos más relevantes. Ahora más que nunca, el periodista como intérprete de la realidad para evitar la sobredosis informativa.

¿Ha desaparecido la industria de los grandes medios? ¿Cuál será la prensa del futuro? Las nuevas tecnologías permiten crear nuevos medios con pocos recursos. Y frente al declive de los medios tradicionales, cada vez hay más iniciativas que cubren huecos informativos.

Sesión del taller de Periodismo de Datos de Medialab-Prado

Sesión del taller de Periodismo de Datos de Medialab-Prado

Pequeños proyectos y nuevas estructuras para un mundo en el que accedemos a la información desde cualquier lugar y en tiempo real gracias a los dispositivos móviles. ¿Aprovechará el periodismo las posibilidades que se le abren?

Para saber más:

Gumersindo Lafuente: “Por primera vez en la historia, las audiencias controlan a los periodistas”.