Y Jot Down impuso sus reglas

Cuando parecía que la inmediatez había sustituido definitivamente a lo paciente y la rapidez a lo sensato, llegó Jot Down para hacernos tomar buena nota de que las cosas, en internet, no tienen por qué ser siempre superficiales. En la era de los 140 caracteres, la filosofía de la revista no es otra que la del análisis en profundidad y la reflexión. Las entrevistas, presentadas como largas conversaciones de al menos una hora, definen muy bien el espíritu de Jot Down, el New Yorker español.

Ricardo J. González, subdirector de la revista, explicaba que una de las claves de su éxito ha sido no seguir las directrices del márketing y tratar de transmitir otro ritmo de vida, menos frenético. A primera vista, parece que la idea ha triunfado: Jot Down tiene más de 63.000 seguidores en Twitter y casi 24.000 en Facebook. Son datos que no debemos tomar a la ligera, ya que la marca distintiva del magazine son entrevistas de hasta siete páginas. Pero, ¿todavía hay lectores dispuestos a bucear a través de siete largas páginas de confesiones? En vista del número de seguidores, la respuesta resulta obvia.

jot-down

Una de las principales bazas de Jot Down, además de haber sabido distinguirse del resto de publicaciones online, son sus entrevistas. Personajes tan famosos como diferentes entre sí, Ferran Adrià, Esteban González Pons, Jordi Évole o Vicente del Bosque entre otros, han aceptado sus reglas del juego: no menos de una hora de entrevista lo más cercana posible.

Los impulsores de Jot Down no son periodistas y presumen de que no les interesa la actualidad. Explican que simplemente crearon la revista que a ellos les gustaría leer y que no encontraban en ningún sitio. Ante la falta de presupuesto y la saturación del mercado editorial, se lanzaron a la red. Los resultados demuestran que no fue un salto en caída libre. Jot Down es el mejor ejemplo de que en internet (casi) todo tiene cabida.

Para saber más:

Jot Down Magazine

Anuncios

Emprender en periodismo, una aventura necesaria en la era digital

3ª jornada del ciclo Nuevos proyectos periodísticos. Una mirada para el optimismo

3ª jornada del ciclo Nuevos proyectos periodísticos. Una mirada para el optimismo

El periodismo no está al borde del abismo como profetizan algunos agoreros. Hay un futuro prometedor “si se acelera la transición digital”, que depende sobre todo de la capacidad para crear nuevos proyectos, según Ignacio Muro, promotor del Instituto para la Innovación Periodística.

En la peor crisis para las grandes empresas de comunicación, llega el mejor momento para emprender en periodismo. Hay nichos de mercado a la espera de ser explotados (contenidos específicos para dispositivos móviles, por ejemplo) y las nuevas tecnologías permiten crear medios con inversiones modestas.

“Es el momento de lanzarse” y “hay que intentarlo ahora”, según la mayoría de los ponentes. Tener ideas, asumir riesgos y lanzarse a una aventura que exige una dedicación completa. “No hay que tener miedo a equivocarse” dijo Ana Ormaechea, cofundadora de Tablet Army, que destacó el modelo americano de emprendizaje. Pero también reconoció que “emprender es infernal, no tiene horarios y exige muchísimo trabajo”.

Agustín Valladolid, director de Zoom News

Agustín Valladolid, director de Zoom News

En este sentido, las múltiples iniciativas que han surgido en los últimos tiempos provienen de profesionales excluidos de los medios de comunicación a través de EREs. Frente a la pérdida de credibilidad de los medios tradicionales, se impone el rol central del periodista como el que da valor a la información. “Tú, periodista, eres el medio” dijo Muro.

Hay que crear proyectos que recuperen la esencia del periodismo y  la confianza de los lectores. “Contar historias bien contadas”, añadió Agustín Valladolid, director de Zoom News, y “mantener una independencia radical, innegociable”.  En definitiva, como dijo Borja Gutiérrez de Gestiona Radio, se trata de contagiar el entusiasmo por la profesión.

Para saber más:

Sesión de periodismo emprendedor en Medialab-Prado

Resumen de la 2ª jornada de Nuevos proyectos periodísticos. Una mirada para el optimismo

Nuevos medios que ya no compiten sino que colaboran entre ellos. Emerge un panorama de pequeños proyectos periodísticos, en cuanto a estructura y financiación, que comparten  contenidos con licencias abiertas. Una distribución que facilita la difusión de la información y la visibilidad de estos medios.

Libre circulación de los contenidos y enriquecimiento colectivo porque “cuantos más seamos los que exploramos nuevos modelos de información y financiación, mejor para todos”. Esa es una de las conclusiones principales de la 2º jornada del ciclo de charlas sobre nuevos proyectos periodísticos que organiza la Universidad Carlos III de Madrid.

La revolución tecnológica  permite que se creen nuevas empresas con grupos reducidos de periodistas. Adiós a las inversiones millonarias y a las estructuras enormes. Ahora la reducción de costes facilita la aparición de medios con una inversión ridícula. Sin embargo, “no hay que descuidar la profesionalidad necesaria para financiar los proyectos”, como explicó Juan Luis Sánchez, impulsor de Periodismo  Humano y eldiario.es.

uc3m2

Patricia Fernández de Lis, directora de Materia

Por último, se destacó la importancia de crear una comunidad en torno a los lectores para lo que las redes sociales son un instrumento fundamental. Una comunidad que ayude no sólo a la financiación –mediante suscripciones, donaciones o crowdfunding-,  sino también a mantener la independencia a través de la vigilancia del trabajo periodístico.

Para saber más:

Por qué los medios de comunicación necesitan abrir sus despensas

Resumen de la 1ª Jornada de Nuevos proyectos periodísticos. Una mirada para el optimismo

“Con todos los medios tecnológicos a nuestro alcance, no hay excusas para experimentar en el periodismo”, afirmó uno de los ponentes. Pero también se precisan entusiasmo, pasión y mucho esfuerzo para impulsar nuevos proyectos informativos, una opinión unánime de los participantes en la charla de la 1ª jornada del ciclo Nuevos Proyectos Periodísticos de la Universidad Carlos III de Madrid.

jornada i

Otro rasgo común de los ponentes de la mesa, es que se embarcaron en su aventura periodística a pesar de la opinión en contra del entorno, que desaconsejaba la “locura” de emprender en plena crisis económica. Pero las ganas de probar se han visto premiadas, porque ahora estos medios son proyectos consolidados. Y animan a que los jóvenes periodistas arriesguen en sus propias iniciativas para plasmar sus ideas en la realidad. Para ello, nada mejor que diferenciarse y encontrar huecos de mercado en una era de saturación informativa.

También se destacó que la creación de estos proyectos es una oportunidad para que haya más pluralidad, independencia y transparencia en el sistema de medios. Se trata de un “periodismo de átomos” como lo define la directora de la revista Yorokobu, que no requiere grandes inversiones. Sin embargo, hay que innovar para obtener ingresos por el descenso de la publicidad. Como ejemplos, el modelo de suscripciones por el que apuesta la revista Mongolia o los servicios de contenidos para empresas de Yorokobu.

Para saber más:

Decálogo para microperiodistas: busca algo que no exista

Crisis del periodismo, ¿extinción de los medios tradicionales?

La mayor crisis que se recuerda. Otro año negro para el periodismo. Son los titulares fatalistas que leemos cuando se habla del periodismo en los últimos años. A la crisis estructural por el cambio tecnológico se suma una grave depresión económica. Y si 2012 fue terrible, parece que este año tampoco amainará la tormenta.

En 2013 se prevén más recortes de plantilla y precariedad laboral. Además, las ventas y los ingresos publicitarios seguirán su caída en picado. Desde 2008, han desaparecido 197 medios y se han destruido 6393 empleos, según el informe anual de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). El sector parece sumido en un pesimismo resignado. Hasta el punto de que la APM ha creado un Muro de las Lamentaciones virtual.

Captura del Muro de las Lamentaciones de los periodistas de la APM.

Captura del Muro de las Lamentaciones de los periodistas de la APM.

Se trata de un escenario perfecto para los que echan la culpa de todo a Internet. Gracias a las redes, nunca ha habido tantas oportunidades de informar ni tantas formas de acceder a los contenidos. Pero persisten los prejuicios de los profesionales sobre la información digital: se la considera más manipulable y con menor exigencia de calidad.

En este panorama de abundancia de noticias, el informador debe filtrar y seleccionar los contenidos más relevantes. Ahora más que nunca, el periodista como intérprete de la realidad para evitar la sobredosis informativa.

¿Ha desaparecido la industria de los grandes medios? ¿Cuál será la prensa del futuro? Las nuevas tecnologías permiten crear nuevos medios con pocos recursos. Y frente al declive de los medios tradicionales, cada vez hay más iniciativas que cubren huecos informativos.

Sesión del taller de Periodismo de Datos de Medialab-Prado

Sesión del taller de Periodismo de Datos de Medialab-Prado

Pequeños proyectos y nuevas estructuras para un mundo en el que accedemos a la información desde cualquier lugar y en tiempo real gracias a los dispositivos móviles. ¿Aprovechará el periodismo las posibilidades que se le abren?

Para saber más:

Gumersindo Lafuente: “Por primera vez en la historia, las audiencias controlan a los periodistas”.